lunes, 27 de julio de 2015

Y regresé ... sabiendo que dí todo lo que podía dar



 Aquí estamos y aquí seguimos, tal como dijimos...

No fallarse a uno mismo es esencial y saber que, a pesar de todos los factores que entran a fomar parte del juego, hice lo correcto !! Salí, aposté, luché y regreso con los deberes hechos ... y con sobresaliente!!

¿Y si hubiese ...? ¿Y si en ese momento...? ¿Y si ....?

Coño!!
Pero, ¿lo diste todo?

Sí, porsupuesto ...

Pues a seguir!!!


La perspectiva y la situación nos hacen ver las cosas de forma más real. ¿Qué vale la pena? ¿Qué es lo importante?

Durante estos meses he disfrutado (porque sí, ha sido disfrutar ... aparte de pelear, sufrir, caer, levantarse, etc) de otro mundo. De otra gente. De otro ambiente que, sorprendentemente me ha gustado y he disfrutado.

Se me dibuja una sonrisa en la cara y unas leves lágrimas quieren asomar por mis ojos cuando pienso en nosotras chicas, en lo que hemos peleado a pesar de rendir la mitad con el doble de esfuerzo. Y cuando pienso en el grupo, en mi gente, siempre con una sonrisa, siempre hacia delante y animándonos, como nunca hubiese imaginado.

Me esperaba otro ambiente y me he encontrado como en casa. Gracias Mister por tus horas, tus ganas y tus ánimos. Nosotros nos esforzamos, tu nos enseñas a hacerlo.

No hay fracaso, sino oportunidades para aprender a levantarse y rehacerse. 



Recuerdo momentos vividos, recuerdo tanto esfuerzo y aún me pregunto si valió la pena ...
pero, ¿qué pregunta es esa, Ana?

Porsupuesto!! Todo vale, todo suma y todo cuenta!!

Que me quiten lo "bailao"... y lo que me queda por bailar ... mi destino lo escribo yo y los que tienen permiso para estar a mi lado dándolo todo

De derrota en derrota, hasta la victoria final... 


Cualquier cosa que vale la pena conseguir, vale la pena trabajar por ella... 



Cada dia hago las cosas lo mejor que puedo, durante un día más...


Entonces, miro el camino recorrido y me doy cuenta de que cada día es un reto. Cada día cuenta. Cada día vale, suma y nos acerca más al destino.
Así pues, disfruta de cada día como si ese fuera el destino, pero a la vez sé tenaz, perseverante y cauto para no volar sin alas.

Si añades un poco a lo poco y lo haces así con frecuencia, pronto llegará a ser mucho... 


 Pero no lo olvides: A veces hay que volar más alto para poder desplegar las alas!!




miércoles, 15 de julio de 2015

Nunca regresaré sin saber ... que dejé todo lo que podia dar



En estos días en que todo cuenta ... en estos días en que el trabajo realizado debe hacerse efectivo ... en estos días en que seguiremos hacia delante, a pesar de todo ... y de todos




"Nadie podrá negarme, 
nadie podrá definirme,
y nadie me dirá quién o qué soy...


creer en mi cambiará mi mundo...


derrota y rendirse,
eso no está en mi vocabulario,
no entiendo su significado 
y no conozco que las cosas vayan mal...



pero sí conozco la victoria,
y entiendo lo que es el nunca rendirse,
no importa cómo vayan las cosas...



mi corazón y mi mente cargarán mi cuerpo cuando mis piernas no puedan más...



yo me defino a mi misma,
yo escribiré mi propia historia
y nadie me dirá lo que no puedo ser...




Pero sobretodo, nunca regresaré sin saber que dejé todo lo que podia dar"

sábado, 14 de marzo de 2015

Transvulcania 2014 ... aquél ultra !!!

Hace ya mucho desde aquella carrera, aunque no más de un año, pero a mi me parece una eternidad.

Formó parte de un maravilloso viaje en el que nos embarcamos y en el que todo nos salió estupendamente, hasta culminar con la Transvulcania. Y siendo finishers!! Recuerdo que no nos quitamos la camiseta en varios días, hasta que ya parecíamos unos marranos!

A nivel personal, venía de una lesión derivada de un traspiés tras una de las mejores épocas a nivel competitivo que he tenido. Me demostró y aprendí (a la fuerza) cómo estás ahí y luego desapareces. Pero sobretodo aprendí que lo importante no es estar ahí, entre la gente; sino aquí, conmigo y con los míos.

Francesc aún dormía...
Intentando acumular todas las posibles horas de entrenamientos con sus respectivas cargas, aparecimos en el Faro de Fuencaliente a las 4:00 de la mañana cuando la carrera empezaba a las 6:00. Allí, refugiados bajo una manta de unos compis que amablemente nos cedieron una punta, esperamos hasta la hora de la salida. Fallo garrafal de la organización no disponer de una carpa o lugar resguardado mínimamente para refugiarse.

Allí, medio entumecidos, esperamos la salida.

El ambientazo espectacular, indescriptible. El Kilian, Hernando, Fosberg, Frost, Boix y Tortosa esperando en línea de salida!!

Dan el pistoletazo y aquello era una escampà, tipo los ñus cruzando el fangoso río, maricón el último y apáñese quien pueda. Una locura. Eso sí, precioso ver tanta lucecita, en zigzag, dejándose las pezuñas en la tierra volcánica.

Yo, como iba corta de entrenes, la lengua la llevaba fuera y Francesc no hacía más que tirar y tirar. Hubo un momento que pensé en dejarle ir y que cada uno hiciera su carrera, pero me pareció mejor intentar aguantarle el ritmo y ver hasta dónde podíamos ir juntos. Nuestra idea (al menos la mía, era llegar juntos hasta el Km 50, el Roque de Los Muchachos donde se esperaba lo más duro en cuanto a calor y condiciones). Así que apreté los dientes y con muy mala leche, lo seguí.
Con toda la ropa que llevábamos encima...

Aquello era un resbalarse contínuo, un empujarnos entre todos y un querer y no poder. Cosa más pesada y enfarragosa no he visto, qué martirio!!! Arena, viento, los ojos y la boca resecos, venga a sudar con la humedad que hacía, das un paso y retrocedes medio. Vamos, un primor. Y así son los primeros 6 km hasta llegar a Los Canarios, donde se hizo de día. Allí reviscolas pues el ambiente es tremendo. Muchísima gente animando. Primer avituallamiento.

Salimos del pueblo y seguimos subiendo, cómo no. Ahora el paisaje cambia completamente, entramos en zona de pinar entre arenas, poco denso, pies con portes muy aparasolados y ocupando todo el espacio posible. El rojizo del sol marca unas sombras bien bonitas mientras no dejamos de sudar. Aquí Francesc sigue tirando, pero yo voy algo más cómoda. Iremos por el km 12 y nos encontramos otro avituallamiento. Bebo y como, que falta me va a hacer.

Ahora bajamos un poco para tocar una de las zonas que recuerdo más bonitas, aquí disfruto un poco y así así llegamos al km 24, El Pilar. Llevamos unas 4 horas de carrera.
Ufffff, que subidón. Hay miles de personas y aquí comienza la maratón, que nos acompañará hasta Tazacorte, nuestro km 68. El avituallamiento está repleto de cosas, así que echamos mano de todo.

Cuando comenzamos a juntarnos con la gente del maratón viene un tramo bastante asquerosillo dado que es por pista, pero animándonos unos a otros conseguimos llevarlo medianamente bien. Aquí corremos bastante y ahora voy sueltecilla. Pero empieza a apretar el calor. Después de otro avituallamiento líquido ya viene la senda. Senda espectacular en la que comenzamos a rodear la Caldera de Taburiente por toda su cresta. Desde aquí hasta el km 50 es un contínuo sube-baja cresteando por sendas, entre pinares y bajo la inquisidora mirada de Lorenzo que luego nos pasará la factura ... y bien pasada.

Esta zona se hace amena aunque no corta ni fácil, pero es entretenida. Vamos juntos, un ratito tira uno y otro ratito tira la otra y haciendo caminito. Allí, en un recoveco, han "aparcado" el helicóptero los compis de la Guardia Civil, menuda pericia tienen los tipos. Allí comienzo a encontrarme algo mal, como con vomiteras y malestar. Así que voy tirando todo el rato de barritas de esas de proteínas asquerosas, pero creo que es lo que me salva la carrera.

Y así llegamos a "nosequé" km donde se termina la poca sombra que nos daban los pinos. Allí hay un avituallamiento donde, literalmente, nos duchan para poder seguir. Hace un calor insoportable y junto con la humedad, te hace ir muerto. No se puede ni correr en algunos tramos, con poder andar ya damos las gracias. Pasito a pasito vamos acercándonos al Roque. Pero nunca llega. Se hace pesado y, sobretodo, por mucho que bebas nunca tienes suficiente y si te pasas, vas encharcado como una rana.

Antes del Roque, al que aún nos queda subir, hay otro avituallamiento donde me como un bocata porque ya no puedo más. Los km se hacen eteeeeernos, no cunden. En la última subida hasta coronar hay un zigzag, allí voy abriendo un grupito en el que vamos todos juntos y a la marcheta. Parece una procesión: doy cinco pasos y me paro a respirar, pero nadie me adelanta, se paran todos, jajaja. Aquí a más de uno le entra un jamacuco y viene los de asistencia sanitaria cagando leches. Las pulsaciones van locas, a toda pastilla. Menudo golpetazo de calor nos está pegando.

Cinco pasos más y otra paradita. Si hace falta me siento o me apoyo en alguna piedra, pero éstas arden! Así llegamos al avituallamiento que es una carpa con bancos, mesas y sillas. A la sombra!!!!! Allí también hay ducha. BIEN!!!!

Hemos llegado hasta aquí. Llevamos unas 9 horas. Ahora sea como sea hay que terminar. Nos quedan 18 km de bajada contínua, desde los 2400 hasta los 0 m y otros 6 km de subida hasta los Llanos de Aridane.

Comemos algo y bebemos. Hay corredores que se están echando la siesta como unos señores. Toma ya! Si me acuesto no me levanto. Hemos llegado juntos hasta aquí que era el objetivo y yo en la bajada voy a ir con mucho tiento pues el esguince aún no lo tengo curado del todo. Así que un "hasta luego" y Francesc se va delante corriendo. Yo, con andar a buen ritmo me conformo. Y eso hago, me refrigero, me cambio los calcetines y ale, andandito. Replego, como no, a un pobre que me da conversación hasta que se cansa como no es de extrañar. Así que voy replegando gente, pero yo a mi marcha. Me adelantan infinidad de corredores pues andando se hace largo. Y más 18 km. Me va a costar casi tres horas llegar hasta Tazacorte.

La bajada es muy muy bonita. Primero dejas atrás una zona de arena, aún por la cresta de la Caldera. Poco a poco comienzan los árboles entre los que se va sucediendo la senda, sin perder la cresta de bajada al mar. Vamos pasando por diferentes estratos de vegetación y llegamos a La Torre del Time, último avituallamiento antes del Puerto de Tazacorte. Allí me vuelvo a duchar, es de las cosas que más agradezco hoy. Me hincho a sandía y melón, cargo bien la mochila con agua y sigo. Al poco entablo conversación con Carlos, un palmero que me dice que poco a poco llegaremos, que vaya con él (no sabe lo que hace) que las ha hecho todas. Mamma mia!!!
Las caras de calavera son geniales...

Así pues, en buena compañía y poc a poc, cruzamos carretera, invernaderos de plataneras y llegamos hasta la empedrada e impresionante bajada hasta el puerto. Es uno de los momento más emocionantes de la carrera, allí hay muchísima gente y la bajada es vertiginosa. Los pies ya no me responden y menos mal que llevo los bastones.

Llegamos juntos al Puerto, de Francesc no hay ni rastro. Como algo, pero no mucho. Lo único que tengo es sed.

Seguimos. La salida para continuar da unas fuerzas tremendas, pues solo queda una subida de unos 400m y 6 km que la pillo con unas ganas tremendas. Mucha gente, aunque parezca imposible, se retira en Tazacorte dado que han hecho una bajada tan fuerte y continuada que no pueden andar ni moverse, se les acalambran las piernas y fastidian toda la carrera. Por lo visto se producen muchos abandonos aquí. Mi caso no es, porque la bajada me ha servido para recuperar las piernas y el estado en general ya que ha sido andando.
Con Carlos, finisher de todas las ediciones ... un abrazo!!

A Carlos vienen a a compañarlo unos amigos, así que cruzamos juntos el lecho del río y empieza la subida. Qué fea!
Yo voy como una moto, jeje. Me encuentro fresca fresca, así que con garbo y alegría tiro palante. Le digo a Carlos que nos veremos en meta. Llego arriba, corono, solo quedan un par de km por el pueblo, callejeando, sin saber en qué vuelta de la esquina me voy a encontrar el arco de meta.

La sensación de ver que llego, que he terminado algo que creía imposible tanto por la lesión como por las características de la prueba ... me dan ganas de correr, de correr como si no hubiera un mañana. Así que paso trotando por las calles, la gente animando, el ambiente es de los más acogedores que he visto nunca.

En honor al Pastor, com no!
En uno de esos giros de esquina oigo la voz de speaker, la música, veo el arco de meta y me dejo llevar. Alfombra roja para cruzarlo, no es para menos. Y allí llego yo, una hormiguita entre tantos, pero para mi es el momento en que más grande me siento. Me pongo a llorar aunque allí no haya nadie a quién conozca, pero eso no importa. Me cuelgan la medalla de finisher del cuello. Y lo disfruto. Me giro a esperar a los compañeros, a aquellos con los que he compartido, al menos, un rato de carrera, de miradas, de sufrimiento. Ves en sus caras lo mismo que transmite la mía: alegría, fuerza, orgullo, serenidad y sobretodo, el haber conseguido algo por lo que has luchado mucho tiempo y en lo que has invertido esfuerzo, ilusiones y sueños.

Busco a Francesc porque ese es otro de los mejores momentos, contarnos, abrazarnos y ser capaces de transmitir lo mismo. Al final, a través del teléfono, porque aquello es una locura de corredores, nos encontramos. Jajajaja, nos miramos, damos lástima, parecemos dos calaveras andantes.

Buscamos las bolsas, comemos una paella horrorosa que nos sabe a gloria y nos largamos a casa a ducharnos y a descansar, que nos lo hemos ganado.

Mis segundos de gloria, minuto 24:00:

http://www.rtve.es/alacarta/videos/atletismo/carreras-ultrafondo-transvulcania-2014/2576394/

Y así, sin más, al día siguiente volvimos a Tazacorte a pegarnos un homenaje de pescaito frito!!!
Las paticas marranicas!!
















domingo, 1 de marzo de 2015

Día a día ...



A veces encuentro personas que emprenden grandes retos y me pregunto... ¿cómo lo han conseguido?

De derrota en derrota, hasta la victoria final...

Otras veces pienso ... ¿qué les llevó a hacerlo?

Cualquier cosa que vale la pena conseguir, vale la pena trabajar por ella...

Cuando me viene el desazón, mi pregunta cambia ... ¿demonios, cómo fueron capaces día tras día de luchar hasta conseguirlo?

Cada dia hago las cosas lo mejor que puedo, durante un día más...

Entonces, miro el camino recorrido y me doy cuenta de que cada día es un reto. Cada día cuenta. Cada día vale, suma y nos acerca más al destino.

Con "destino" no me refiero al "lugar de llegada". Ni tampoco me refiero a "aquello que burla a la sucesión conocida de acontecimientos".

El destino es el camino, es el viaje. No en un fin en sí mismo, es un estado, un sentimiento y una percepción muy subjetiva.

No busques un destino porque estás destinado a no encontrarlo y la frustración puede ser mayor que el logro.

Así pues, disfruta de cada día como si ese fuera el destino, pero a la vez sé tenaz, perseverante y cauto para no volar sin alas.

Si añades un poco a lo poco y lo haces así con frecuencia, pronto llegará a ser mucho... 


Pero no lo olvides: Vuela! 

jueves, 22 de enero de 2015

Destacando .... lo destacable

Echando la vista atrás, en mayo del 2011 en este mismo blog escribí: 

" Los cambios constituyen importantes incentivos y oportunidades para el crecimiento en lugar de amenazas a la seguridad."

Como no, lo sigo viendo así ... Alegrándome por ello.

miércoles, 7 de enero de 2015

Todo queda .... y todo pasa ...


Ahora toca pasar. 

Pasar página. Pasar ... sin olvidar lo interesante.

Buscar una página en blanco ... o, al menos, con unos estilos predefinidos que últimamente han marcado, para redactar una nueva etapa.



Todo queda... momentos, sentimientos, sensaciones .... 

Las anaranjasdas puestas de sol que dibujan alargadas sombras, el frío en la cara y en las manos, el susurro del monte tan ausente para algunos oídos, tan cercano para los que lo sentimos .... y tan necesario...

Voces, miradas, risas ... todo queda

Como bien dice ... "dicen que estoy perdiendo el tiempo, en vivir deprisa, mi vida pasa como el viento, pero jamás sentí la brisa"

Parar, sentir ... a veces hay que "perder tiempo" en afilar la sierra o saltar más alto para desplegar las alas

Así que ... cambio de planes

domingo, 12 de octubre de 2014

Veranito 2013 ... 2ª parte ... ESTANYS AMAGATS

Otra ruta recomendable y si es en buena compañía, como a nosotros nos pasó, mejor que mejor ... lo que pasa es que "la compañía" era una buena recua!


Otro finde de escapada como las cabras, que tiran al monte.

Esta vez cerca de donde estuvimos la semana anterior, pero más al Norte.


Viernes tarde accedemos al refugi de Malniu, no sin antes hacer una estupenda parada de un día en Miravet para disfrutar de Albert, Dídac, sus respectivas familias y amigos con los que resulta un placer juntarse. Gràcies per tot i fins prompte!


Pues ya estamos en Malniu todos y se monta allí una de miedo, pues somos ... ejem, ejem ... 13 y dos mascotillas: Sherpa e Irta.

Montamos un escánadalo de miedo en las literas, nos acostamos y prontito y sin saber qué ponerse salimos a desayunar a las mesitas.

Refugio muy agradable, con párking a 10 m, duchas en un "sitio" aparte y algo extraño pero bien, cómodo. Lo mejor es estar toda La Colla junta.


Refugi Malniu - Refugi Estany de la Pera, 40 km

Emprendemos la marcha, hacia abajo por lugares bien chulos. Llegamos a un pueblito, cuatro fotos y seguimos.

Buscamos els "gats amagats" pues es la ruta dels lovecats, jejeje ... menudo cachondeo todo el rato. Fuente y seguimos indicaciones.

Los temas de conversación no se acaban y el principal es qué haremos la próxima semana, pues nos iremos a Asturias con Vicent y Mar (veranito 2013 ... 3ª parte, jeje).


Nos cae algo de agua, pues tenemos una tormenta algo cerca, pero nos vestimos de capitanes pescanova y seguimos.

Al momento un calor de miedo. Ahora llegamos a otro pueblito, lo dejamos y seguimos juntos hasta la hora de almorzar que hay escampà: unos quieren almorzar ya, y otros preferimos continuar, así que, como dice Ezequiel ... "todos van a la suya menos yo que voy a la mía" ... escisión y seguimos adelante.


Pisteamos por unas zonas bien chulas de arbolado, yo pierdo (otra vez) mis preciadas gafas y me toca correr cuesta arriba un rato a encontrarlas (menos mal), nos vuelve a llover y en "nosequé" pueblo paramos a comer en un barecillo donde Sherpa no para de llorar, es un "mandonguilla", jajaja.

Ahora viene una subida hasta el refugio de Cap de Rec (sí, sí, el de Kilian) ... pero ni rastro de él, eso sí hay un perro-peluche y unas burricas muy majas.

Aquí nos juntamos con el resto del grupo que, como había parado a almorzar, nos habían adelantado en la comida.

Seguimos unas indicaciones un poco "así" y conseguimos, tras perdernos, desperdigarnos, mojarnos los pinreles en el río, desgañitarnos y marear la perdiz, salir a una carretera que ya nos lleva a la última subida del día: hasta el Refugio de l'Estany de la Pera.

En este tramo voy con el GPS (el Gran Pastor Santi) hablando de nuevos proyectos y entrenamientos, cuánto hace de aquello y cómo han cambiado las cosas en cuanto al segundo tema (para bien, de momento!!!).

Llegamos al Estany de la Pera no sin habernos pegado 40 km en 10:30 horas.

Turno para la única y diminuta ducha, cogemos habitación donde no nos cabe el cuerpo en la litera, bajamos a tomarnos cervezas, charlar con la gente (me encuentro a una señora catalana que su familia es de mi pueblo, Bocairent y me hace una ilusión tremenda).

La hora de la cena es de lo mejor del día y esta promete. El refugio lo regentan unos chicos italianos y nos hacen un risoto de muerte para cenar, una ensalada tremebunda y pollo con salsa de aceitunas negras para chuparse los dedos. Hasta los vegetarianos se los chupan, los dedos!

Allí se desata el peor de los temores, los gritos de María y Olatx, las risas de Mar y el jolgorio generalizado del que pronto nos sentimos culpables (no de masiado, eh!) y nos retiramos a descansar.











Refugi Estany de la Pera - Refugi Malniu passant per tooooots els Estanys Amagats, 30ytantos km

Diana, desayuno de campeonato y salimos. Por ahí noooo, eso va a la depuradora, jajaja. Eso nada más salir.

Hoy haremos la parte más alta y bonita de la ruta, con menos distancia. Ascendemos hasta un collado antes de que el sol aparezca y las vistas son preciosas. La zona está plagada de caballos sueltos, unos artistas de urgar en las mochilas ajenas.


Procedemos a crestear una zona para evitarnos desnivel y, aunque es preciosa, somos un grupo grande y tardamos un poco. Esa parte la disfruto mucho y las vistas son geniales.

El descenso hasta el otro lado se hace ameno, divertido entre las anécdotas de todos y al final hacemos una parada para comer algo junto al río.

Proseguiremos después, subiendo desnivel y comenzando a ver los lagos, que sí que estaban escondidos. Ya vienen fotos tontas, de risas, con la estampida de caballos que hacemos al meternos en una caseta donde tiene el pastor la sal para ellos y vienen locos a ver qué les damos.

Antes de desmayarnos por el hambre que tenemos, dejamos atrás un refugio libre y antes de llegar a lago más alto, almorzamos el pan del camino que menudo, está tremendo.

Bajada preciosa por el bosque junto a Francesc esta vez y nos encontramos con Darío y Ana que andan también por aquí pero a su rollo. Foto de equipo y nos viene una súper subida que disfruto mucho contando historietas de la TAR.

La bajada es, también, tremenda hasta un preciosos lago rodedado de vegetación tipo gayuba con unos colores muy vistosos y, además, ya vamos buscando algo para almorzar-comer (y algunos lo encuentran!!!).

La última parte de la ruta se hace largaaaa, parece que no llegamos nunca, pero al fina y venga a xarrar con Paco llegamos.

Una ducha estupenda y cuatro besos a todos porque es tarde y se van hasta Valencia mientras Vicent, Mar y nosostros comemos tranquilamente ya que nos espera otro destino que contaremos en la próxima entrada.

Así pues nos reímos mucho, disfrutamos un grupo tan grande y encontramos a los LoveCats....

































viernes, 10 de octubre de 2014

Sempre ... Mis Jueves !!!

MisJueves o els meusdijousos, igual li val.

Com que vuic rependre aço, m'he propsat fer-ho del que m'abellixca. I el que més màbelix és parlar de les ixidetes a la serra i com no, rodejats de bona gent.

Aquest va ser l'últim sopar de MisJueves ... Oficial, jejeje.

Aquella vesprada, menuda calor feia, i a les 16 estavem en La Pinada enfilant costera amunt. Recorde una bonica vesprada on vam passar més sed que altra cosa. Pepe molt caballerós, furtant aigua a les dames. Menys mal que sap on pot furtar, bandido.

Doncs després d'una bona volta en la que no participem ni la meitat dels que després participaràn al sopar (els més listos) ... i un banyet a la sèquia ... ens agermanem al voltant de la taula i ens rodetjem dels nostres

Els cuiners, menudes paelles es van marcar. Ole i ole, podeu tornar a utilitzar-nos de conillets quan volgau!

I amb una maniobra final, pròpia de l'operatiu d'incendis (jajaja) conseguim traurer tots els cotxes d'alli i anar-se'n a casa ben pagats!





domingo, 5 de octubre de 2014

Qué fas tu per ací? ... quant de temps !!!

Un amiguet ben curiós a la Punta de Anaga
Doncs això, haurem de pegar-li una espentadeta al blog que desde fa nosequantsanys està parat i no és perquè l'ama ho haja estat, al contrari. Com be diu el Pastor, val més tindrer moltes coses per contar i no poder fer-ho perquè estàs fent-ne d'altres, que poder contarles perquè estàs parat ...

Però el que està be està be i açò és passar-se'n i ha plogut molt desde aleshores...

Ara una mescla de algunes coses boniques que han passat:


Com el viatge a les Illes canàries i la Transvulcània, que després de l'esguinç de febrer, sí ... un p... esguinç que me va desesperar i fer estar parada (bueno, no del tot, jeje) ... quasi dos messos.

Però ahí anarem, a les Illes a disfrutar i vorer món. Però això en altra entrada, abans he de ficar-me al día.

Amb sentiments enfrontats, amb dos mons diferents, ahí estem; però amb els companys de camí que a pesar de tot continuen a meu costat. Així que, poc a poc, anirem fent.