sábado, 14 de marzo de 2015

Transvulcania 2014 ... aquél ultra !!!

Hace ya mucho desde aquella carrera, aunque no más de un año, pero a mi me parece una eternidad.

Formó parte de un maravilloso viaje en el que nos embarcamos y en el que todo nos salió estupendamente, hasta culminar con la Transvulcania. Y siendo finishers!! Recuerdo que no nos quitamos la camiseta en varios días, hasta que ya parecíamos unos marranos!

A nivel personal, venía de una lesión derivada de un traspiés tras una de las mejores épocas a nivel competitivo que he tenido. Me demostró y aprendí (a la fuerza) cómo estás ahí y luego desapareces. Pero sobretodo aprendí que lo importante no es estar ahí, entre la gente; sino aquí, conmigo y con los míos.

Francesc aún dormía...
Intentando acumular todas las posibles horas de entrenamientos con sus respectivas cargas, aparecimos en el Faro de Fuencaliente a las 4:00 de la mañana cuando la carrera empezaba a las 6:00. Allí, refugiados bajo una manta de unos compis que amablemente nos cedieron una punta, esperamos hasta la hora de la salida. Fallo garrafal de la organización no disponer de una carpa o lugar resguardado mínimamente para refugiarse.

Allí, medio entumecidos, esperamos la salida.

El ambientazo espectacular, indescriptible. El Kilian, Hernando, Fosberg, Frost, Boix y Tortosa esperando en línea de salida!!

Dan el pistoletazo y aquello era una escampà, tipo los ñus cruzando el fangoso río, maricón el último y apáñese quien pueda. Una locura. Eso sí, precioso ver tanta lucecita, en zigzag, dejándose las pezuñas en la tierra volcánica.

Yo, como iba corta de entrenes, la lengua la llevaba fuera y Francesc no hacía más que tirar y tirar. Hubo un momento que pensé en dejarle ir y que cada uno hiciera su carrera, pero me pareció mejor intentar aguantarle el ritmo y ver hasta dónde podíamos ir juntos. Nuestra idea (al menos la mía, era llegar juntos hasta el Km 50, el Roque de Los Muchachos donde se esperaba lo más duro en cuanto a calor y condiciones). Así que apreté los dientes y con muy mala leche, lo seguí.
Con toda la ropa que llevábamos encima...

Aquello era un resbalarse contínuo, un empujarnos entre todos y un querer y no poder. Cosa más pesada y enfarragosa no he visto, qué martirio!!! Arena, viento, los ojos y la boca resecos, venga a sudar con la humedad que hacía, das un paso y retrocedes medio. Vamos, un primor. Y así son los primeros 6 km hasta llegar a Los Canarios, donde se hizo de día. Allí reviscolas pues el ambiente es tremendo. Muchísima gente animando. Primer avituallamiento.

Salimos del pueblo y seguimos subiendo, cómo no. Ahora el paisaje cambia completamente, entramos en zona de pinar entre arenas, poco denso, pies con portes muy aparasolados y ocupando todo el espacio posible. El rojizo del sol marca unas sombras bien bonitas mientras no dejamos de sudar. Aquí Francesc sigue tirando, pero yo voy algo más cómoda. Iremos por el km 12 y nos encontramos otro avituallamiento. Bebo y como, que falta me va a hacer.

Ahora bajamos un poco para tocar una de las zonas que recuerdo más bonitas, aquí disfruto un poco y así así llegamos al km 24, El Pilar. Llevamos unas 4 horas de carrera.
Ufffff, que subidón. Hay miles de personas y aquí comienza la maratón, que nos acompañará hasta Tazacorte, nuestro km 68. El avituallamiento está repleto de cosas, así que echamos mano de todo.

Cuando comenzamos a juntarnos con la gente del maratón viene un tramo bastante asquerosillo dado que es por pista, pero animándonos unos a otros conseguimos llevarlo medianamente bien. Aquí corremos bastante y ahora voy sueltecilla. Pero empieza a apretar el calor. Después de otro avituallamiento líquido ya viene la senda. Senda espectacular en la que comenzamos a rodear la Caldera de Taburiente por toda su cresta. Desde aquí hasta el km 50 es un contínuo sube-baja cresteando por sendas, entre pinares y bajo la inquisidora mirada de Lorenzo que luego nos pasará la factura ... y bien pasada.

Esta zona se hace amena aunque no corta ni fácil, pero es entretenida. Vamos juntos, un ratito tira uno y otro ratito tira la otra y haciendo caminito. Allí, en un recoveco, han "aparcado" el helicóptero los compis de la Guardia Civil, menuda pericia tienen los tipos. Allí comienzo a encontrarme algo mal, como con vomiteras y malestar. Así que voy tirando todo el rato de barritas de esas de proteínas asquerosas, pero creo que es lo que me salva la carrera.

Y así llegamos a "nosequé" km donde se termina la poca sombra que nos daban los pinos. Allí hay un avituallamiento donde, literalmente, nos duchan para poder seguir. Hace un calor insoportable y junto con la humedad, te hace ir muerto. No se puede ni correr en algunos tramos, con poder andar ya damos las gracias. Pasito a pasito vamos acercándonos al Roque. Pero nunca llega. Se hace pesado y, sobretodo, por mucho que bebas nunca tienes suficiente y si te pasas, vas encharcado como una rana.

Antes del Roque, al que aún nos queda subir, hay otro avituallamiento donde me como un bocata porque ya no puedo más. Los km se hacen eteeeeernos, no cunden. En la última subida hasta coronar hay un zigzag, allí voy abriendo un grupito en el que vamos todos juntos y a la marcheta. Parece una procesión: doy cinco pasos y me paro a respirar, pero nadie me adelanta, se paran todos, jajaja. Aquí a más de uno le entra un jamacuco y viene los de asistencia sanitaria cagando leches. Las pulsaciones van locas, a toda pastilla. Menudo golpetazo de calor nos está pegando.

Cinco pasos más y otra paradita. Si hace falta me siento o me apoyo en alguna piedra, pero éstas arden! Así llegamos al avituallamiento que es una carpa con bancos, mesas y sillas. A la sombra!!!!! Allí también hay ducha. BIEN!!!!

Hemos llegado hasta aquí. Llevamos unas 9 horas. Ahora sea como sea hay que terminar. Nos quedan 18 km de bajada contínua, desde los 2400 hasta los 0 m y otros 6 km de subida hasta los Llanos de Aridane.

Comemos algo y bebemos. Hay corredores que se están echando la siesta como unos señores. Toma ya! Si me acuesto no me levanto. Hemos llegado juntos hasta aquí que era el objetivo y yo en la bajada voy a ir con mucho tiento pues el esguince aún no lo tengo curado del todo. Así que un "hasta luego" y Francesc se va delante corriendo. Yo, con andar a buen ritmo me conformo. Y eso hago, me refrigero, me cambio los calcetines y ale, andandito. Replego, como no, a un pobre que me da conversación hasta que se cansa como no es de extrañar. Así que voy replegando gente, pero yo a mi marcha. Me adelantan infinidad de corredores pues andando se hace largo. Y más 18 km. Me va a costar casi tres horas llegar hasta Tazacorte.

La bajada es muy muy bonita. Primero dejas atrás una zona de arena, aún por la cresta de la Caldera. Poco a poco comienzan los árboles entre los que se va sucediendo la senda, sin perder la cresta de bajada al mar. Vamos pasando por diferentes estratos de vegetación y llegamos a La Torre del Time, último avituallamiento antes del Puerto de Tazacorte. Allí me vuelvo a duchar, es de las cosas que más agradezco hoy. Me hincho a sandía y melón, cargo bien la mochila con agua y sigo. Al poco entablo conversación con Carlos, un palmero que me dice que poco a poco llegaremos, que vaya con él (no sabe lo que hace) que las ha hecho todas. Mamma mia!!!
Las caras de calavera son geniales...

Así pues, en buena compañía y poc a poc, cruzamos carretera, invernaderos de plataneras y llegamos hasta la empedrada e impresionante bajada hasta el puerto. Es uno de los momento más emocionantes de la carrera, allí hay muchísima gente y la bajada es vertiginosa. Los pies ya no me responden y menos mal que llevo los bastones.

Llegamos juntos al Puerto, de Francesc no hay ni rastro. Como algo, pero no mucho. Lo único que tengo es sed.

Seguimos. La salida para continuar da unas fuerzas tremendas, pues solo queda una subida de unos 400m y 6 km que la pillo con unas ganas tremendas. Mucha gente, aunque parezca imposible, se retira en Tazacorte dado que han hecho una bajada tan fuerte y continuada que no pueden andar ni moverse, se les acalambran las piernas y fastidian toda la carrera. Por lo visto se producen muchos abandonos aquí. Mi caso no es, porque la bajada me ha servido para recuperar las piernas y el estado en general ya que ha sido andando.
Con Carlos, finisher de todas las ediciones ... un abrazo!!

A Carlos vienen a a compañarlo unos amigos, así que cruzamos juntos el lecho del río y empieza la subida. Qué fea!
Yo voy como una moto, jeje. Me encuentro fresca fresca, así que con garbo y alegría tiro palante. Le digo a Carlos que nos veremos en meta. Llego arriba, corono, solo quedan un par de km por el pueblo, callejeando, sin saber en qué vuelta de la esquina me voy a encontrar el arco de meta.

La sensación de ver que llego, que he terminado algo que creía imposible tanto por la lesión como por las características de la prueba ... me dan ganas de correr, de correr como si no hubiera un mañana. Así que paso trotando por las calles, la gente animando, el ambiente es de los más acogedores que he visto nunca.

En honor al Pastor, com no!
En uno de esos giros de esquina oigo la voz de speaker, la música, veo el arco de meta y me dejo llevar. Alfombra roja para cruzarlo, no es para menos. Y allí llego yo, una hormiguita entre tantos, pero para mi es el momento en que más grande me siento. Me pongo a llorar aunque allí no haya nadie a quién conozca, pero eso no importa. Me cuelgan la medalla de finisher del cuello. Y lo disfruto. Me giro a esperar a los compañeros, a aquellos con los que he compartido, al menos, un rato de carrera, de miradas, de sufrimiento. Ves en sus caras lo mismo que transmite la mía: alegría, fuerza, orgullo, serenidad y sobretodo, el haber conseguido algo por lo que has luchado mucho tiempo y en lo que has invertido esfuerzo, ilusiones y sueños.

Busco a Francesc porque ese es otro de los mejores momentos, contarnos, abrazarnos y ser capaces de transmitir lo mismo. Al final, a través del teléfono, porque aquello es una locura de corredores, nos encontramos. Jajajaja, nos miramos, damos lástima, parecemos dos calaveras andantes.

Buscamos las bolsas, comemos una paella horrorosa que nos sabe a gloria y nos largamos a casa a ducharnos y a descansar, que nos lo hemos ganado.

Mis segundos de gloria, minuto 24:00:

http://www.rtve.es/alacarta/videos/atletismo/carreras-ultrafondo-transvulcania-2014/2576394/

Y así, sin más, al día siguiente volvimos a Tazacorte a pegarnos un homenaje de pescaito frito!!!
Las paticas marranicas!!
















domingo, 1 de marzo de 2015

Día a día ...



A veces encuentro personas que emprenden grandes retos y me pregunto... ¿cómo lo han conseguido?

De derrota en derrota, hasta la victoria final...

Otras veces pienso ... ¿qué les llevó a hacerlo?

Cualquier cosa que vale la pena conseguir, vale la pena trabajar por ella...

Cuando me viene el desazón, mi pregunta cambia ... ¿demonios, cómo fueron capaces día tras día de luchar hasta conseguirlo?

Cada dia hago las cosas lo mejor que puedo, durante un día más...

Entonces, miro el camino recorrido y me doy cuenta de que cada día es un reto. Cada día cuenta. Cada día vale, suma y nos acerca más al destino.

Con "destino" no me refiero al "lugar de llegada". Ni tampoco me refiero a "aquello que burla a la sucesión conocida de acontecimientos".

El destino es el camino, es el viaje. No en un fin en sí mismo, es un estado, un sentimiento y una percepción muy subjetiva.

No busques un destino porque estás destinado a no encontrarlo y la frustración puede ser mayor que el logro.

Así pues, disfruta de cada día como si ese fuera el destino, pero a la vez sé tenaz, perseverante y cauto para no volar sin alas.

Si añades un poco a lo poco y lo haces así con frecuencia, pronto llegará a ser mucho... 


Pero no lo olvides: Vuela! 

jueves, 22 de enero de 2015

Destacando .... lo destacable

Echando la vista atrás, en mayo del 2011 en este mismo blog escribí: 

" Los cambios constituyen importantes incentivos y oportunidades para el crecimiento en lugar de amenazas a la seguridad."

Como no, lo sigo viendo así ... Alegrándome por ello.

miércoles, 7 de enero de 2015

Todo queda .... y todo pasa ...


Ahora toca pasar. 

Pasar página. Pasar ... sin olvidar lo interesante.

Buscar una página en blanco ... o, al menos, con unos estilos predefinidos que últimamente han marcado, para redactar una nueva etapa.



Todo queda... momentos, sentimientos, sensaciones .... 

Las anaranjasdas puestas de sol que dibujan alargadas sombras, el frío en la cara y en las manos, el susurro del monte tan ausente para algunos oídos, tan cercano para los que lo sentimos .... y tan necesario...

Voces, miradas, risas ... todo queda

Como bien dice ... "dicen que estoy perdiendo el tiempo, en vivir deprisa, mi vida pasa como el viento, pero jamás sentí la brisa"

Parar, sentir ... a veces hay que "perder tiempo" en afilar la sierra o saltar más alto para desplegar las alas

Así que ... cambio de planes

domingo, 12 de octubre de 2014

Veranito 2013 ... 2ª parte ... ESTANYS AMAGATS

Otra ruta recomendable y si es en buena compañía, como a nosotros nos pasó, mejor que mejor ... lo que pasa es que "la compañía" era una buena recua!


Otro finde de escapada como las cabras, que tiran al monte.

Esta vez cerca de donde estuvimos la semana anterior, pero más al Norte.


Viernes tarde accedemos al refugi de Malniu, no sin antes hacer una estupenda parada de un día en Miravet para disfrutar de Albert, Dídac, sus respectivas familias y amigos con los que resulta un placer juntarse. Gràcies per tot i fins prompte!


Pues ya estamos en Malniu todos y se monta allí una de miedo, pues somos ... ejem, ejem ... 13 y dos mascotillas: Sherpa e Irta.

Montamos un escánadalo de miedo en las literas, nos acostamos y prontito y sin saber qué ponerse salimos a desayunar a las mesitas.

Refugio muy agradable, con párking a 10 m, duchas en un "sitio" aparte y algo extraño pero bien, cómodo. Lo mejor es estar toda La Colla junta.


Refugi Malniu - Refugi Estany de la Pera, 40 km

Emprendemos la marcha, hacia abajo por lugares bien chulos. Llegamos a un pueblito, cuatro fotos y seguimos.

Buscamos els "gats amagats" pues es la ruta dels lovecats, jejeje ... menudo cachondeo todo el rato. Fuente y seguimos indicaciones.

Los temas de conversación no se acaban y el principal es qué haremos la próxima semana, pues nos iremos a Asturias con Vicent y Mar (veranito 2013 ... 3ª parte, jeje).


Nos cae algo de agua, pues tenemos una tormenta algo cerca, pero nos vestimos de capitanes pescanova y seguimos.

Al momento un calor de miedo. Ahora llegamos a otro pueblito, lo dejamos y seguimos juntos hasta la hora de almorzar que hay escampà: unos quieren almorzar ya, y otros preferimos continuar, así que, como dice Ezequiel ... "todos van a la suya menos yo que voy a la mía" ... escisión y seguimos adelante.


Pisteamos por unas zonas bien chulas de arbolado, yo pierdo (otra vez) mis preciadas gafas y me toca correr cuesta arriba un rato a encontrarlas (menos mal), nos vuelve a llover y en "nosequé" pueblo paramos a comer en un barecillo donde Sherpa no para de llorar, es un "mandonguilla", jajaja.

Ahora viene una subida hasta el refugio de Cap de Rec (sí, sí, el de Kilian) ... pero ni rastro de él, eso sí hay un perro-peluche y unas burricas muy majas.

Aquí nos juntamos con el resto del grupo que, como había parado a almorzar, nos habían adelantado en la comida.

Seguimos unas indicaciones un poco "así" y conseguimos, tras perdernos, desperdigarnos, mojarnos los pinreles en el río, desgañitarnos y marear la perdiz, salir a una carretera que ya nos lleva a la última subida del día: hasta el Refugio de l'Estany de la Pera.

En este tramo voy con el GPS (el Gran Pastor Santi) hablando de nuevos proyectos y entrenamientos, cuánto hace de aquello y cómo han cambiado las cosas en cuanto al segundo tema (para bien, de momento!!!).

Llegamos al Estany de la Pera no sin habernos pegado 40 km en 10:30 horas.

Turno para la única y diminuta ducha, cogemos habitación donde no nos cabe el cuerpo en la litera, bajamos a tomarnos cervezas, charlar con la gente (me encuentro a una señora catalana que su familia es de mi pueblo, Bocairent y me hace una ilusión tremenda).

La hora de la cena es de lo mejor del día y esta promete. El refugio lo regentan unos chicos italianos y nos hacen un risoto de muerte para cenar, una ensalada tremebunda y pollo con salsa de aceitunas negras para chuparse los dedos. Hasta los vegetarianos se los chupan, los dedos!

Allí se desata el peor de los temores, los gritos de María y Olatx, las risas de Mar y el jolgorio generalizado del que pronto nos sentimos culpables (no de masiado, eh!) y nos retiramos a descansar.











Refugi Estany de la Pera - Refugi Malniu passant per tooooots els Estanys Amagats, 30ytantos km

Diana, desayuno de campeonato y salimos. Por ahí noooo, eso va a la depuradora, jajaja. Eso nada más salir.

Hoy haremos la parte más alta y bonita de la ruta, con menos distancia. Ascendemos hasta un collado antes de que el sol aparezca y las vistas son preciosas. La zona está plagada de caballos sueltos, unos artistas de urgar en las mochilas ajenas.


Procedemos a crestear una zona para evitarnos desnivel y, aunque es preciosa, somos un grupo grande y tardamos un poco. Esa parte la disfruto mucho y las vistas son geniales.

El descenso hasta el otro lado se hace ameno, divertido entre las anécdotas de todos y al final hacemos una parada para comer algo junto al río.

Proseguiremos después, subiendo desnivel y comenzando a ver los lagos, que sí que estaban escondidos. Ya vienen fotos tontas, de risas, con la estampida de caballos que hacemos al meternos en una caseta donde tiene el pastor la sal para ellos y vienen locos a ver qué les damos.

Antes de desmayarnos por el hambre que tenemos, dejamos atrás un refugio libre y antes de llegar a lago más alto, almorzamos el pan del camino que menudo, está tremendo.

Bajada preciosa por el bosque junto a Francesc esta vez y nos encontramos con Darío y Ana que andan también por aquí pero a su rollo. Foto de equipo y nos viene una súper subida que disfruto mucho contando historietas de la TAR.

La bajada es, también, tremenda hasta un preciosos lago rodedado de vegetación tipo gayuba con unos colores muy vistosos y, además, ya vamos buscando algo para almorzar-comer (y algunos lo encuentran!!!).

La última parte de la ruta se hace largaaaa, parece que no llegamos nunca, pero al fina y venga a xarrar con Paco llegamos.

Una ducha estupenda y cuatro besos a todos porque es tarde y se van hasta Valencia mientras Vicent, Mar y nosostros comemos tranquilamente ya que nos espera otro destino que contaremos en la próxima entrada.

Así pues nos reímos mucho, disfrutamos un grupo tan grande y encontramos a los LoveCats....

































viernes, 10 de octubre de 2014

Sempre ... Mis Jueves !!!

MisJueves o els meusdijousos, igual li val.

Com que vuic rependre aço, m'he propsat fer-ho del que m'abellixca. I el que més màbelix és parlar de les ixidetes a la serra i com no, rodejats de bona gent.

Aquest va ser l'últim sopar de MisJueves ... Oficial, jejeje.

Aquella vesprada, menuda calor feia, i a les 16 estavem en La Pinada enfilant costera amunt. Recorde una bonica vesprada on vam passar més sed que altra cosa. Pepe molt caballerós, furtant aigua a les dames. Menys mal que sap on pot furtar, bandido.

Doncs després d'una bona volta en la que no participem ni la meitat dels que després participaràn al sopar (els més listos) ... i un banyet a la sèquia ... ens agermanem al voltant de la taula i ens rodetjem dels nostres

Els cuiners, menudes paelles es van marcar. Ole i ole, podeu tornar a utilitzar-nos de conillets quan volgau!

I amb una maniobra final, pròpia de l'operatiu d'incendis (jajaja) conseguim traurer tots els cotxes d'alli i anar-se'n a casa ben pagats!





domingo, 5 de octubre de 2014

Qué fas tu per ací? ... quant de temps !!!

Un amiguet ben curiós a la Punta de Anaga
Doncs això, haurem de pegar-li una espentadeta al blog que desde fa nosequantsanys està parat i no és perquè l'ama ho haja estat, al contrari. Com be diu el Pastor, val més tindrer moltes coses per contar i no poder fer-ho perquè estàs fent-ne d'altres, que poder contarles perquè estàs parat ...

Però el que està be està be i açò és passar-se'n i ha plogut molt desde aleshores...

Ara una mescla de algunes coses boniques que han passat:


Com el viatge a les Illes canàries i la Transvulcània, que després de l'esguinç de febrer, sí ... un p... esguinç que me va desesperar i fer estar parada (bueno, no del tot, jeje) ... quasi dos messos.

Però ahí anarem, a les Illes a disfrutar i vorer món. Però això en altra entrada, abans he de ficar-me al día.

Amb sentiments enfrontats, amb dos mons diferents, ahí estem; però amb els companys de camí que a pesar de tot continuen a meu costat. Així que, poc a poc, anirem fent.








miércoles, 11 de septiembre de 2013

Veranito ... veranito 2013 ... 1ª Parte .... CAVALLS DEL VENT

Sí, sí ... tras tantos intentos de buscar una rutita chula, nos planteamos dicho y hecho Cavalls del Vent. 
Sin apenas tiempo para organizarnos, buscamos el recorrido, planteamos las posibles alterantivas para aprovechar los tres días de que disponíamos y aparecimos en Saldes un sábado 27 de julio con un madrugón del copón. Tras un súper-bocata y ponernos negros de la comisión de la Caixa del Poble, subimos por la carretera hasta el mirador de Gressolet y allí aparcamos. Nos cargamos la mini mochila que llevamos para tres días y dos noches de refugio y empieza la aventura!



 1ª ETAPA. Mirador de Gressolet - Sant Jordi, 18 km, 4:45 hores y +2.300 m

El Pedraforca desde el Mirador de Gressolet
Salimos bordeando, por pista forestal, Lluís Estasen y comenzamos a bajar por una senda muy tupida entre hayas e infinidad de árboles, todo verde. Comenzamos disfrutando y muy contentos. Al poco nos perdemos, jejeje. Hay que seguir los puntos rojos-naranjas ... pero a veces ni se ven. Bajamos bastante pegados al barranco para remontar por un senda que en breve nos hace pasar entre rocas y con un paisaje espectacular hasta llegar al primer refugio, Gressolet. Hemos hecho 3,5 km en poco tiempo, unos 45'.

Refugio de Gressolet

Allí entramos al refu, que es muy cuco y le preguntamos al guarda por Sant Jordi y el tiempo que nos puede costar, puesto que vamos rápido, pero hemos salido muy tarde y no conocemos el camino que nos queda. Nos comenta que, como mucho, unas 4 horas. Salimos más contentos que unas pascuas y comenzamos a subir por otro hayedo impresionante, que más tarde deja paso a un pinar hasta llegar al coll de la Balma. Allí, cruzamos recto y viene una parte bien bonita de la ruta, por sendas cercanas a riachuelos, y con el sol de la tarde hasta llegar a una pista forestal donde han estado haciendo aprovechamientos y está un poco hecha polvo. Seguimos hasta encontrarnos con un señor en una caravana en un lugar bien chulo donde se debe estar de muerte: Coll de la Bena.

Descenso por una senda, donde me resiento dela rodilla (así? ya? Vaya!) y bajamos hasta llegar a una ermita (Santa María del Puig), le damos la vuelta completa ya que por aquí no es y llegamos al buen camino. Ahora solo nos queda remontar en sentido N hasta Sant Jordi, pasando por Els Empedrats i l'Estret d'Escriu, desfiladero precioso donde nos hacemos esas fotos que he borrado de la targeta. En fin, o cap o cames, tot no pot ser.

Subiendo y subiendo cercanos al río ( la subida es preciosa) Sangonereta tiene que parar a comer algo. Por fin llegamos a Sant Jordi y allí, aparte de ser un lugar espectacular, los guardas son muy majos (el Xavi i la Mireia) y el perro ya es la leche. El perro mantero que le mola que lo tapes con la manta y juegues con él. Cogemos una sofocá los dos de aupa, Rantamplán y yo. Nos duchamos en la mini ducha, cenamos de muerte, coincidimos con una señora de mi pueblo que le mola la palabra valenciana "coentor", dice que no hay nada igual ni mejor expresado y es cierto, jeje. "Mira ixa que coenta és, xe!" Nos acostamos pronto y a descansar.

2ª ETAPA. Sant Jordi - Serrat de les Esposes, 30 km en 8:15 y +3000 m
Refugi de Rebost

Madrugón, llenamos cantimplora y aleee, a la aventura. Ese día será largo. Descendemos por una bonita senda entre árboles, ascendemos otra bonita senda donde alguien se dedica a hacer " su publicidad" pegando targetas de visita en los árboles, andaaaa! Cogemos una pista y descendemos hasta alcanzar a unos compañeros catalanes con los que coincidimos cenando la noche anterior. Nos despedimos de ellos y, tras cruzar el río y la carretera, ascendemos otra vez por una bonita senda entre hayas hasta llegar a Rebost. Aquí comemos algo, recogemos agua y salimos, que parece que viene tormenta.
Ahora nos viene una bonita subida entre pinos, ya que la altitud es mayor y no existe la vegetación que teníamos antes. Conforme subimos se termina la vegetación arbórea paradar paso a los prados de altura. Dejamos attrás un collado, nos tapamos que hace frescusin y cresteamos por una de las zonas más bonitas. Allí, la señorita pierde sus gafas en una de las ventolás que pega y, como no, abandono a Francesc para regresar corriendo a ver si las encuentro. Tras 30' de trotar parriba y pabajo las encuentro tiradas en el suelo, menos mal, con lo que me gustan! Regreso sobre mis pasos y Francesc ya venía cargado con las dos mochilas!

Llegamos al Niu de l'Àliga a 2502 m de altitud donde descansamos y comemos charlando con los camareros. Aquello es un refu de postín y de esquiadores, nada que ver con el resto de los de la travesía. Salimos de nuevo y ahora sigue uno de los tramos que más me gustaron de la travesía, toda la cresta del Moixeró que disfrutamos puesto que hace un sol espléndido y nos queda poco trayecto.

Al dejar la cresta bordeamos un prado lleno de vacas con su pastor, donde los terneritos nos miran y siguen. Ahora toca un fuerte descenso donde adelantamos a mucha gente que más tarde veremos en el refugio.
Y por fin, tras ahora sí pasar un poco de calor, llegamos al refugio. Merecida ducha, merecida cerveza (es uno de los mejores momentos del día) y merecido descanso.
Ya hace frío y nos metemos a cenar junto a otros catalanes very majos. En ese refu sólo se oyen las vacas y sus cencerros, como sea así toda la noche nos da algo, benditos tapones!

Los guardas son muy amables, nos preparan una suculenta cena y tienen el refu decorado con mucho gusto. Allí hay otro Rantamplán pero es más pasota.

3ª ETAPA. Serrat de les Esposes - Lluís Estasen, 28 km en 8:00 y +1600 m

Madrugamos ya que esa noche debemos bajar a casa y salimos con el alba. Hasta el próximo refu son pocos kilómetros y muy relajados, así que en menos de una hora llegamos y nos encontramos a nuestros guardas almorzando con los de Cortals d'Ingla. Jeje, cuanto tiempo!

Salimos ahora sí hacia arriba hasta llegar al Coll de Pendís (que lo han cambiado, no de sitio, sino que ahora la senda va por aquí). Esta zona también me gusta mucho, es preciosa y en altitud. Desde aquí tenemos unas de las mejores vistas del Pedraforca. Después de crestear, encontrarnos con varios excursionistas y ver el refugio de Prat d'Aguiló desde lejos, se nos hace eterna la bajada hasta el mismo. Allí comemos un bocatita de pan del camino y simplemente nos queda subir un collado algo empinado para completar todo el desnivel positivo de esta aventura.

Salimos, subimos y en nada arriba, en el Pas dels Gossolans. Esta zona es bonita (es que es todo bonito, xe), una llanura en altitud que nos deja caer hasta la pista que nos llevará a los pies del Pedraforca y el refugi de Lluís Estasen, no sin antes doblarse un tobillo, andar mucho, estar cansados, pasar por sitios chungos, que baje la niebla y haber disfrutado un montón. Bajo del refu decidimos, muy a nuestro pesar, subir hasta él pues de lo contrario es como si no faltase algo para completar la travesía. Así que subimos, foto al canto (que no existe) y regreso hasta el coche.

Besitos, abrazos y más contentos que unas pascuas nos cambiamos, llegamos al pueblo y repetimos en el bar (pedazo bocata y cerceva artesanal de la zona). Cogemos el coche y con la mochila llena de buenos ratos nos volvemos a casa.

Y como no hay fotos, tenemos que buscar fecha para volver.

Hasta pronto!










lunes, 4 de marzo de 2013

Capde a Miravet ... amb la Cameta Coixa !!!

Amb el cuixot al llom!
El cap de setmana passat, tinguerem el luxe de ser convidats d'honor (ja que no es pot dir d'altra manera) a Miravet. I no em referixc a la V Cursa de La Cameta Coixa (que també) sinò a disfrutar d'uns dies gastronómics, culturals i esportius amb la millor companyía possible.

L'expedició estava formada per nosaltres dos amb Ana Ortega i Jordi. Ens plantàrem allí divendres de nit, després d'intentar creuar l'Ebre pel pas de barca però sense barca, juas, juas ... menys mal que vegerem la senyal a temps!

Allí apareguerem en una casa rural de categoría amb la Selecció Catalana i Balear de curses per muntanya. Ja deia jo que la cara d'estos xicots em sonava, clar ... son els de les revistes i el pòdiums. Quico Soler, Eva, Josep i molta més gent de la que ara mateix no recorde el nom: tots uns craks! I sopen el mateix que nosaltres! El truco no està al sopar, xe, estarà en altre lloc...

Però com va el riu de ple!
Allí ens retrobem amb el Dídac, la seva germana Eli i el cunyat, Javi, que al día següent ens faràn de guíes per Miravet. També està Valle, companya de la Trans Alpine, que ha vingut desde Madrid. Aquella nit sopem mel (mel, no ... vuic dir que sopem estupendament) i ens quedem fins les tantes (sense adonar-nos) allí vinga a la xarrera.

Dissabte de matí, després d'un copiós desdejuni i amb molt de fred al carrer (veiem totes les serralades que envolten Miravet emblanquissades i enfarinades d'una xicoteta nevada) ... ens anem a fer turisme. Primer visitem una alfarería on disfrutem veient toooot el que exposen i fan. Alguns, fins i tot, fiquen les mans a la massa i s'embruten un poc fent pous i diverses figures. Una vegada eixim d'allí anem a veurer el pas de barca, l'únic sense motor que queda a l'Ebre, però que ara no està en martxa degut al gran cabal que presenta el riu, que és exagerat.

Al tornar, ens fem una merescuda cerveseta al bar amb la gent de la Selecció i a dinar a la casa rural. Ens deleiten amb una paella que resulta una delicia i ara sí que disfrutem de la companyía de l'Albert (altre company de la TAR) i del seu germà Sergi.

En acabar hem d'anar al castell, acompanyats (a banda de per la nostra incondicional guía Eli) per Rosa, la experimentada en aquestes històries que ens deleita explicant-nos-el de primera ma i amb tot detall. El castell resulta impressionant, però les vistes des d'allà dalt a l'Ebre no ho son menys. I fa un fred que pela!!!

En acabar, continuem fent una visita guiada pel poble, recorrent els seus indrets més curiosos i com no, acabem al bar, fent-nos algo calentet (altres una cervessa).

Anem a la casa a descansar per demà i tornem al poble per sopar amb els organitzadors de la cursa que van a topeeee. Pobres, estan reventats i matinen més encara que nosaltres. Sopem la mar d'agust i ens retirem a descansar, que ens espera la cursa de demà.

Piiiiii, piiiiiii ... diumenge ben de matinet i amb un fretorro de mort ens dirigim tal qual zombies a l'eixida (que està a prop de la casa). Allí hi ha un "ambientazo" genial i disfrutem d'estar per allí. Últimes fotos abans d'eixir i pim, pam, pum. A cooooorrer. Gaaaaaaaas!

Menys mal que la vegerem a temps...
Com no, açò comença pujant. Jo aniré aspai amb el meu pobret genollet. Fa encara molt de fred i sobretot bufa molt de vent. Començe be, poc a poc, resulta ser una senda cómoda per córrer de pujada. Després baixem al primer avituallament i allí hi ha de tot: la gent va disfressada, però inclús alguns dels que córren. Si arrive a saber-ho em duc la disfressa.

Continuem puja i baixa, uf, és més cansada del que pensava, però jo he de reservar forçes fins el km 7 ... ja us contaré perquè.

Però al km 7 no passa res, així que decidixc tirar un poc més ràpid perquè ja no necessite reservar-me ... ¿o sí?

Mecasenla!!! Està al km 11. ¿El què? Doncs el pernil que estava esperant!!!!

La motxila preciosa de la muerte amb el nostres gats ja dins!
Resulta que hi ha un premi per al primer xic i xica que el vulguen. Dic que el vulguen perquè el premi és un pernil, però has d'arrastrar-lo tota la cursa. Bueno, tota no ... des d'on te'l trobes (mitja cursa, jeje). I jo pensava que estava al km 7 i com no estava doncs vaig córrer més, vaig pensar que ja se l'haurien endut.
I quina sorpresa que arribe al km 11 i allí estava, justet abans de la súper-hiper-pujada del día duradelamuerte. Doncs be, jo me'l carregue a l'esquena i tire cap amunt. La gent flipa! I jo també flipe! Ai mare .... les cames no em responen i tarde vora 15 minuts en acostumar-me. Uf, menuda pujada.
La cameta Coixa!
Al poc un xicón que ve darrere em diu que o està flipant o sent una gaita. Jajaja, jo també la senc i cert, ahí esta. Hi ha uno tocant la gaita enmig de la serra, xe tu!!! Quin tio! Passem, li aplaudim i continuem per la zona més xula de la cursa: una cresta expossada i amb unes vistes espectaculars a l'Ebre (quina meravella, estos de l'organització han ficat neu i tot, xe!).

Amb els craks de la Selecció Catalana i Balear
Ara ve la baixada i amb el cuixot al llom no és que siga massa cómoda, però ens acoplem uns xavals i jo i la gaudim. Anem xarrant, passem altre avituallament, un poc de pista i cap amunt altra vegada. Queda l'última pujada fins el castell i la resta ja m'ho conec d'ahir. Ara a disfrutar. El cuixot a l'esquena dona més festa que qualsevol altra cosa, tot el mon animant i dient bojeríes.

Ratllades del Quico ... ¿com és SALOMON al reves? NOMOLAS ...
A baixar i disfrutar, la veritat és que la motxilla també és genial, tota rosa ella divina de la muerte amb uns gats que van en un descapotable plens de collars i joies (vamos, vamos). L'entrada al poble és un plaer i a meta encara més. "La noia del cuixot!!! Que ja ve!!" La banda de música allí fent una xaranga, la gent animant i el Dícad i Albert flipant, jeje. Açò no te preu.

La súper-Colla
Descarregue el cuixot, torne xip, salude, Montse també està per ahí i m'encamine a fer-me un massatge. I colló, quin massatge, de luxe. Al moment entra al quartet dels massatges Jordi que ha arrivat amb Francesc. Ixc a per ell, més contents que el mon i al poc Ana que entra i veu el cuixot i es fica vinga el crit a revolucionar la gent, jajajaja. Què tia!

Disfrutem dels massatges tots quatre, menjem alguna cosa i ens anem a la dutxa. Repleguem trastos i a meta altra vegada ja amb el cotxe carregat per a després tornar a casa. Però abans ens queda disfrutar de la torrada, del pa amb tomata, del caldo calentet, dels pintxos i llonganisses de la zona, dels creps de xocolata i torta dolça, de les rialles de la gent, de l'entrega de premis, de la companyía del grup i de mil i mil experiències més.

Acaben damunt l'escenari fent-se fotos amb la cameta coixa, despendint-nos de la gent de les seleccions i fent un cafenet reparador al bar. Visitem casa de l'Albert i Montse amb els seus gossos ben bonics i espavilats i arriva l'hora d'acomiadar-se per tornar prompte!

Hem passat un gran cap de setmana, amb una gent meravellosa, jo m'he sentit com a casa, disfrutant d'aquelles senderes i muntanyes, arrastrant el pernil mitja cursa, rient, somiant, vixquent ... hem estat, com m'agrada dir a mi: com el marahà de Capurtala (que no se ni qui és)!!

Així que enhorabona a La Cameta Coixa per la cursa, per l'ambient, per la familia que son i gràcies a Dídac, Albert, Eli, Javi, Montse, Rosa, Josep i demés per fer-nos els díes tan agradables. Salutacions a Valle (ens veiem prompte, agafat el gatet i pujarem els cims que faça falta), Ana i Jordi per compartir-ho amb nosaltres i a Francesc per disfrutar-ho tant com jo i sempre junts!

Fins aviat!

https://plus.google.com/u/0/photos/115104909187073332010/albums/5848933002383062385